¿Cuál es el origen del concepto de los primeros 100 días en management?

Lee el primer capítulo de Tus Primeros 100 días descargándolo desde este enlace

El concepto de los primeros 100 días está muy extendido en el léxico de los negocios. Un margen de tiempo usado para describir la primera fase de un nuevo liderazgo. ¿Pero sabes el origen del término?

El concepto de los “Primeros 100 días se originó para describir la rapidez y el alcance de los legendarios primeros 100 días de Franklin D. Roosevelt como presidente de los Estados Unidos. Su New Deal, la política intervencionista que puso en marcha para luchar contra los efectos de la Gran Depresión en EE.UU., en una primera fase combatió y mejoró en solo 100 días el colapso económico que sufría el país e instauró unos programas esenciales que todavía hoy permanecen activos.

A partir de aquí, el concepto de los Primeros 100 días se ha impuesto en el léxico de los negocios y se ha convertido en un método muy eficaz para encuadrar un período de tiempo determinado en el que el nuevo líder demuestre su potencial.

Precisamente la última semana del pasado mes de marzo se cumplieron 100 días desde que el pasado 21 de diciembre Rajoy jurara su cargo como presidente del Gobierno de España. Y seguro que a Rajoy, le hubiera venido muy bien leerse una de las últimas novedades en libros profesionales de PearsonTus Primeros 100 días, escrito por la autora Niamh O’Keeffe, que desvela a través de siete prácticos capítulos las claves que necesitas para crear y ejecutar un plan de actuación perfecto para esos primeros 100 días que te pueden conducir al éxito o al fracaso.

Los primeros 100 días en un nuevo puesto suponen un gran reto y, al igual que sucede con los políticos y las cotizaciones bursátiles, los directivos y profesionales también son analizados y valorados por los resultados obtenidos en ese período de tiempo. Si estás interesado en saber más sobre esta obra, ahora puedes leer el primer capítulo de Tus Primeros 100 días descargándolo desde este enlace.

Artículo elaborado por Manuel Caro