El estudiante como consumidor

En el análisis de la figura del estudiante como consumidor hay una suposición generalizada de que las compras en educación superior son de alguna manera diferentes. El alumno es primero un consumidor, y la psicología del consumidor está en juego en esa inversión. Si bien los beneficios de la educación posiblemente superan a los de otras compras.

Para comprender mejor las expectativas de los estudiantes y consumidores de aprendizaje digital, Pearson (como empresa especializada en educación) se asoció con la consultora Accenture para analizar la figura del estudiante como consumidor. Así lo cuenta en este artículo Joe Morgan, Vicepresidente de University Partnership Development en Pearson.

“Creíamos que los conocimientos de Accenture sobre el comportamiento del consumidor se podían aplicar al recorrido entre estudiantes y consumidores para beneficiar a los estudiantes, los proveedores de aprendizaje y los empleadores. Este análisis se centra en el comienzo del viaje del estudiante: la compra”, explica Morgan. Sigue leyendo