Cómo los errores pueden estimular el proceso de aprendizaje

Existe un consenso general de que cometer errores es una parte importante del proceso de aprendizaje. Pero a pesar de esto, en nuestro sistema educativo los errores se castigan con más frecuencia que la que se ven como una oportunidad para aprender. Repasamos cómo los errores pueden estimular el proceso de aprendizaje.

1. Considerar los errores como una fuente de comprensión

No sólo debemos corregir un error, sino asegurarnos de que los estudiantes reconozcan y comprendan el motivo. Es la única manera para que los estudiantes lleguen a una comprensión más profunda que la de memorizar la solución.

2. Superarlos mejora la motivación y la autoestima

La experiencia de éxito de superar un error conducirá a ser más persistente y a esforzarse más en el futuro para alcanzar una meta al saber que puede lograrse.

3. Sirven de guía a los docentes

Los errores dan al maestro información sobre qué ideas incorrectas y déficits de conocimiento tiene el estudiante que dificultan su aprendizaje. Y dan al docente una base importante para preparar su lección y la enseñanza individual a sus estudiantes.

4. Crear una atmósfera de aprendizaje flexible

Para que los estudiantes puedan aprender de sus errores se les debe permitir cometerlos durante su proceso de aprendizaje. Es importante crear una atmósfera de aprendizaje donde nadie se sienta avergonzado por ellos.

5. Saber identificar los errores cometidos

Los estudiantes también deben ser capaces de identificar los diferentes tipos de errores que comenten como parte de la solución para no volver a cometerlos. No es suficiente que los estudiantes sepan que han cometido un error, también necesitan conocer por qué (por descuidos, sistemáticos, conceptos erróneos). Este análisis de la causa es la mejor manera de evitar que los vuelvan a cometer.

6. Proporcionar correcciones oportunas

El proceso de aprendizaje suele seguir estos pasos en este orden: practicar ejercicios, cometer errores, obtener correcciones y comentarios, reflexionar sobre ello y volver a intentarlo. Cuanto menos se interrumpa este proceso, más eficaz será el aprendizaje.

7. Fomentar la corrección independiente de errores como un hábito

Dar a los estudiantes la oportunidad de encontrarlos y corregirlos por sí mismos inmediatamente después de cometerlos tiene un impacto positivo en su aprendizaje. Al mismo tiempo, buscar las causas facilita su comprensión.

Deja un comentario