Enseñanza online: ¿A qué se enfrentan las instituciones académicas?

El COVID-19 ha puesto la enseñanza online en el foco de atención del mundo educativo. Y cuando los estudiantes necesitan recurrir a entornos virtuales, las instituciones académicas tienen que estar a la altura de la exigencia. Para ello deben tener la respuesta a dos principales preguntas.

¿Cómo financiar una oferta de enseñanza online?

El lanzamiento de una oferta educativa online importante requiere un capital inicial significativo e inversiones continuas a medida que evoluciona y escala.

Las instituciones educativas deben encontrar fuentes de financiación aprovechando los recursos internos; la recaudación de fondos procedente de donaciones de antiguos alumnos; la solicitud de préstamos; o las inversiones de socios y proveedores educativos externos.

¿Cómo evaluar el mercado para encajar sus programas online?

Una vez tomada la decisión y encontrado el dinero para hacerlo, lo siguiente es asegurarse de que hay un mercado viable para su “producto”, pues la gran mayoría de estudiantes online se concentran en unas pocas instituciones.

Para ello es conveniente realizar estudios de mercado que evalúen la demanda de los estudiantes y los mercados laborales cambiantes; también será necesario evaluar su marca, qué fortalezas, reputación y aspectos diferenciales tiene respecto a otras instituciones académicas; fijar los títulos y precios de tus programas para establecerte en el mercado educativo; y, por último, identificar nichos e ir más allá de los mercados tradicionales.

Deja un comentario