Cómo apoyar a un estudiante de Secundaria en su camino académico

Cada nuevo año escolar supone nuevos hitos educativos, recuerdos y logros y, aunque un estudiante de Secundaria sea más independiente, como padres o docentes es importante continuar brindándole orientación y motivación en su camino académico. Aquí unos ejemplos:

Ayudarles a crear un plan de trabajo

El trabajo escolar puede ser abrumador en los niveles superiores. Los estudiantes reciben tareas más complejas y que requieren más tiempo. Para evitar una frustración innecesaria podemos ayudar a los adolescentes a planear la semana escolar, lo que hará que el estudiante se sienta mucho más seguro.

Formar equipo y fomentar su responsabilidad

Aunque contar con el apoyo de los padres es una ventaja, sigue siendo importante animar a los estudiantes a que se responsabilicen ellos mismos de sus obligaciones y de la comunicación con sus docentes, pues interactuar con adultos les ayudará a desarrollar su habilidad de comunicación para la universidad y el mundo laboral.

Hablar sobre sus planes futuros

Nunca es demasiado temprano para hablar sobre los planes universitarios. Cuanto antes piensen los estudiantes en ello, menos estresados ​​se sentirán en el futuro. Pregunte a los adolescentes cuáles son sus metas para su futuro educativo.

Establecer límites en el uso de la tecnología

Dado que el uso de teléfonos inteligentes es muy alto entre los adolescentes, sería conveniente establecer algunas reglas y límites. Es posible que los estudiantes no estén de acuerdo con esas nuevas reglas, pero establecer limitaciones en ese sentido ayudará a que el año escolar sea mucho más productivo.

Fomentar la comunicación

Aunque es posible que la comunicación no sea especialmente fluida con jóvenes adolescentes, es importante consultarlos con regularidad. La etapa en Secundaria puede ser un momento emocional y estresante para los estudiantes, ya que se preparan para la transición a un nuevo capítulo en sus vidas, así que asegúrese de preguntar con frecuencia cómo les va. Seguramente su hijo o alumno aprecie tener un apoyo ante un momento emocionante, pero también desafiante.

Deja un comentario