Cómo ayudar a los estudiantes a sobrellevar estos tiempos inciertos

Si los efectos de la pandemia son sensibles para los profesionales de la educación ¿qué deben sentir los alumnos que de repente se ven obligados a desenvolverse en entornos de aprendizaje online como no habían hecho antes? ¿Cómo ayudar a los estudiantes?

Como destaca la docente estadounidense Terri Moore: “Si bien los profesores tenemos la experiencia suficiente para comprender la magnitud de este evento y anticipar una nueva normalidad esperanzadora, nuestros estudiantes a menudo carecen de la experiencia vital para hacerlo”. Entre otros problemas, los alumnos pueden estar estudiando en espacios pequeños compartidos con otros miembros de la familia, pueden tener problemas de conectividad a Internet, estresarse ​​por la reducción de ingresos de sus familias o estar aislados de sus amigos.

Compartimos algunos consejos para disminuir la distancia entre nuestros estudiantes y crear espacios virtuales en los que ayudarlos a reconectarse con nosotros de formas novedosas y útiles.

Mantén comunicación por email con frecuencia

Más allá de instrucciones o contenidos, diles que comprendes lo estresante que se han vuelto sus vidas y que estás ahí para apoyarles. Al menos una vez a la semana, Terri Moore anima a enviar un mensaje de vídeo a sus alumnos diciéndoles lo orgullosos que estáis de su labor. Ahora, como nunca antes, es importante encontrar formas de conectarse emocionalmente con los demás.

Se flexible

Ahora no es el momento de ser demasiado crítico. Si bien evaluar el rendimiento requiere juzgar el progreso de los estudiantes, se de be repensar cómo hacerlo.

Los plazos límite de entregas de trabajos pueden no ser la prioridad en un hogar donde los estudiantes necesitan acceso a la única computadora del hogar para terminar su tarea. Por lo que es importante facilitar el trabajo a las familias.

Es clave ser positivo y encontrar el equilibrio

Encuentra el equilibrio

Ser comprensivo no significa olvidarse del rigor académico. Requiere una evaluación cuidadosa, a veces caso por caso, de las necesidades y exigencias emocionales. También de las expectativas de los estudiantes en este contexto de la crisis.

Conviértete en un influencer positivo

Use un lenguaje positivo. Si bien la educación, como la conocemos, ha cambiado, puede llegar a ser hasta mejor. Recuerde a los estudiantes la ventaja que tienen por su dominio de las redes sociales y los entornos online. Pídales su opinión sobre la forma en la que das tus clases virtuales.

Comparte recursos

¿Dónde pueden encontrar WIFI, asesoramiento, préstamo de equipos, tutorías?

Si necesitas más ideas, solo busca en Google tu necesidad y te sorprenderás al descubrir el compromiso y la innovación de educadores y profesionales de todo el mundo.

Deja un comentario