La paradoja de elegir en educación

El concepto de “elección” es algo que en la educación, inicialmente, se plantea como algo positivo porque da a los estudiantes la oportunidad de desarrollar sus fortalezas y motivación. Pero al mismo tiempo, como plantea el psicólogo Barry Schwartz, autor de La paradoja de la elección, “aprender a elegir bien en un mundo de posibilidades ilimitadas es quizás demasiado difícil”.

“Aprender a elegir es difícil. Aprender a elegir bien es más difícil. Y aprender a elegir bien en un mundo de posibilidades ilimitadas es aún más difícil, quizás demasiado difícil, subraya Barry Schwartz, que añade hoy las personas consideramos muchas más opciones de las que necesitamos “en muchos aspectos de nuestra vida”.

Para elegir mejor y sobre todo sufrir menos por nuestras elecciones, el autor propone diferentes estrategias.

En primer lugar “optar por aquello suficientemente bueno. Schwartz propone que el primer paso debería ser pasar de una mentalidad según la cual solo importa lo mejor a una que te permita pensar que algo sea suficientemente bueno.

Aprender a delegar la toma de decisiones

Por otra parte, también recomienda “delegar ciertas decisiones. Está demostrado que la abundancia de opciones debilita la fuerza de voluntad y provoca fatiga por la toma de decisiones. Quizá por eso Sheena Iyengar, autora de El arte de elegir, anima a la gente indecisa a elegir sus batallas: “a elegir cuándo decidir”. Además de delegar algunas decisiones.

Otra recomendación es “la regla del 90 por ciento, procedente de Essentialism, el libro de Greg McKeown. La regla consiste en evaluar una decisión en una escala del cero al cien. Si tu interés está por debajo del 90 por ciento, rechaza hacerlo. “Si no es un sí definitivo, entonces puedes convertirlo en un no definitivo. No tienes que preocuparte mucho al respecto”, apunta McKeown.

También es muy práctico “imaginar posibles resultados de tus decisiones o restar importancia a la decisión al “recordar que solamente se trata de un punto en el camino”.

Schwartz concluye quesomos privilegiados porque vivimos en un mundo en el que estamos eligiendo entre opciones muy buenas”, por lo que no vale la pena esforzarse en discernir entre algo muy bueno y algo muy muy bueno”.

1 comentario en “La paradoja de elegir en educación

  1. Yo también creo que aprender a elegir es clave en un mundo cada vez más limitado de posibilidades. Nos puede ayudar a desplegar toda la creatividad y poner en marcha otro nuevo abanico de posibilidades infinitas con el que si consigamos realizarnos, además de hacer más sostenible nuestra interacción con los recursos disponibles.

Deja un comentario