Cómo conseguir que tus estudiantes hagan más preguntas en clase

¿Por qué los estudiantes no hacen más preguntas en la escuela? La respuesta rápida es que la mayoría de los estudiantes creen que su trabajo es responder, no hacer preguntas. Además, por inseguridades, muchos también piensan que preguntar en clase puede hacer creer a sus maestros o compañeros que no son inteligentes. Otros simplemente no saben cómo o qué preguntar.

Incluso aquellos que están dispuestos a asumir riesgos a veces no tienen la ocasión de hacer una pregunta, pues el ritmo acelerado de las clases en las aulas ofrece pocas oportunidades para que los alumnos puedan interrumpir la lección para preguntar.

Sin embargo, los alumnos aprenden más cuando hacen preguntas. ¿Qué pueden hacer los docentes entonces para animar a sus estudiantes a hacer preguntas? Proponemos cinco estrategias a través de este artículo de la autora y educadora Dr. Jackie A. Walsh.

Fijar las expectativas

Ayuda a tus estudiantes a comprender su papel como interrogadores y el valor de las preguntas para su aprendizaje. A que se hagan preguntas para controlar su pensamiento y aprendizaje; para aclarar y profundizar mi comprensión del contenido académico; para comprender otras perspectivas y para canalizar su curiosidad y despertar su creatividad.

Desarrollar la habilidad de hacer preguntas

Esto implica identificar habilidades clave y proporcionar herramientas para respaldar cada habilidad. Por ejemplo, hacerse preguntas a sí mismo para reflexionar sobre las mejores ideas que has leído u oído; para conectar lo aprendido con lo que ya sabías; para aclarar y entender mejor un tema; para entender la relación entre diferentes cosas; para preguntarte sobre la importancia de algo; para expresar curiosidad; para desafiar la tradicional manera de pensar sobre algo; o para probar nuevas ideas.

La mejore manera de aprender a hacer preguntas es preguntando

Es importante ofrecer a los alumnos la oportunidad de hacer preguntas y, al mismo tiempo, proporcionar comentarios sobre la calidad de sus preguntas para que así mejoren sus habilidades para hacer preguntas inteligentes. El objetivo final es que los alumnos formulen preguntas espontáneamente cuando surja la necesidad durante una lección o durante un debate en clase.

Crear una cultura que valore las preguntas de los estudiantes

Los estudiantes se muestran vulnerables cuando hacen preguntas, pues creen que al hacer una pregunta están admitiendo su propia ignorancia. Pero la labor de los docentes es comunicar que sus aulas son lugares donde las preguntas se valoran aún más que las respuestas, espacios donde se celebra la curiosidad. Y enseñarles que al hacer preguntas, no solo mejoran su propio entendimiento sino que también ayudan a la clase.

Otros artículos que le podrían interesar:

– ¿Cuáles son los cualidades de un buen liderazgo?

– Cinco barreras a la innovación en la educación

– Ocho reglas de oro para los profesionales de eLearning

– ¿Qué debes valorar para decidir estudiar online o presencial?

– Por qué no se debe limitar el tiempo que los jóvenes pasan delante de una pantalla

2 comentarios en “Cómo conseguir que tus estudiantes hagan más preguntas en clase

  1. Relacionado con todo lo anterior creo que nos ayuda a despertar la curiosidad y hacer preguntas cuando realizamos de manera práctica la educación. Cuando el aprendizaje se basa en la realización colaborativa de un proyecto educativo.

  2. Muy interesante el arcticulo.
    Opino que dentro de los roles, el profesor debe de tener paciencia y el estudiante ser mas extrovertido y lanzar preguntas sean tontas o no. Como lo señala el articulo, solo se aprende hacer preguntas, es preguntando.
    Con esto se logra afinar en las preguntas para obtener las respuestas que esperamos o que necesitamos.

Deja un comentario