El cierre de Garoña reabre el debate energético en España

La energia secuestrada

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy la orden por la que se establece el cese definitivo de la explotación de la central nuclear de Santa María de Garoña tras 42 años de actividad.

El debate energético en España va a estar más vivo que nunca y sobre el cese de la actividad de Garoña y otros asuntos del sector energético habla La energía secuestrada, un libro de Javier Cremades que aparece con la intención de aclarar conceptos clave en este debate.

El cese de la actividad de Garoña se produce además en medio de una gran polémica y críticas de ONGs como Greenpeace, que reivindican el cierre total de la central nuclear burgalesa, y argumentan que este cese de su actividad está basado en “motivos económicos y no de seguridad” para favorecer los intereses de una compañía energética por encima de la seguridad de la ciudadanía, pues el Ministerio de Industria indicó que iniciará los cambios normativos necesarios para que siga con la actividad “si así fuera posible”según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Además, a nivel global, la energía se ha convertido en los últimos años en una de las cuestiones más complejas y atractivas de la agenda pública de las sociedades occidentales. En la actualidad, nadie permanece al margen del debate energético y más desde lo ocurrido en los reactores de la planta nuclear de Fukushima (Japón), como consecuencia del seísmo del 11 de marzo de 2011, que ha desatado las alarmas.

El debate que promueve el libro gira en torno a las siguientes preguntas:

¿Cómo podemos proseguir sin percance nuestra travesía hacia el futuro?
¿Es cierto que la energía es barata?
¿Se están acabando las fuentes de energía fósiles?
¿Cuánto nos cuestan las energías renovables?
¿Qué impacto medioambiental tienen?
¿Debe intervenir el Estado en el sector energético?
¿Por qué el precio del petróleo está liberalizado mientras que el de la electricidad y el gas no lo están completamente?
¿Son las grandes compañías energéticas una muestra del capitalismo voraz?

De modo que La energía secuestrada ofrece respuestas a estas preguntas y desmonta los mitos del fundamentalismo energético basándose en tres principios clave para alcanzar un consenso relativamente universal: seguridad, limpieza y precio.

Mitos sobre las fuentes de energía (el petróleo y el carbón son sucios y escasos; la energía nuclear es peligrosa y contaminante; las renovables son ya una alternativa capaz de abastecernos); las empresas energéticas (los beneficios caídos del cielo; el sector debe ser público y estar intervenido; las multinacionales energéticas desprecian el medio ambiente); o el precio de la energía (pagamos demasiado por la energía; las tarifas e impuestos son necesarios; vale la pena pagar más por las renovables).

La energía secuestrada ya se puede encargar en librerías (ISBN: 9788490353059) o comprar desde casa en las webs de Amazon, Casa del Libro o Librerías L.

Post elaborado por Manuel Caro

Deja un comentario