Las reglas de la buena empresa

Las consecuencias de la crisis de 2008 han sido el factor que ha incluido definitivamente la reputación entre las prioridades corporativas. Cuando termine esta crisis necesitaremos una nueva empresa y ahora es el momento de definirla, como propone La buena empresa, un libro de Justo Villafañe publicado por Pearson.

Esta nueva empresa será una buena empresa o no será relevante. Esta sentencia supone una exigencia para todas las compañías, pero especialmente para aquellas que aspiren al liderazgo en reputación en sus respectivos sectores, porque el nuevo  liderazgo ya no se medirá por el tamaño de la compañía o por su participación relativa en el mercado, sino por el reconocimiento de sus stakeholders, ya sean sus clientes, sus empleados o los ciudadanos en general.

Relacionado con este título, el anterior libro publicado por Justo Villafañe para Pearson fue el Informe anual 2012: La comunicación empresarial y la gestión de los intangibles en España y Latinoamérica, que cada año publica una nueva edición para repasar los principales hitos sobre los intangibles empresariales a ambos lados del Atlántico.

La buena empresa concluye con el siguiente conjunto de reglas como las condiciones axiológicas y morales que pueden hacer de cualquier empresa, una buena empresa, y que se explican y desarrollan ampliamente en el libro:

Acogedora: Entorno favorecedor del desarrollo de las personas que la componen y que hace aflorar su talento.

Autorregulada: Convierte compromisos voluntarios en normas inequívocas de comportamiento corporativo.

Comprometida: Establece compromisos fehacientes —explícitos, verificables y consecuentes— con sus stakeholders.

Confiable: Garantiza la seguridad porque es ética y sostenible.

Cosmopolita: Desplaza gran parte de las decisiones locales a cada país en el que opera.

Diversa: Capaz de armonizar las diferencias entre su gente enriqueciendo la organización.

Ética: Comportamiento corporativo orientado por principios morales.

Innovadora: Capacidad de inventar soluciones que generen valor para todos sus stakeholders.

Rentable: Suficiente para garantizar un retorno económico razonable del capital y una retribución justa a los empleados.

Responsable: Interioriza la responsabilidad corporativa y actúa por convicción moral con sus grupos de interés.

Sostenible: Garantiza el futuro para sus grupos de interés económico, social y medioambientalmente.

La buena empresa, de Justo Villafañe, se puede encargar en tu librería habitual (ISBN 9788490353066) o comprar fácilmente desde casa en las tiendas online de AmazonCasa del Libro, Fnac, Librería Cervantes, Librerías L o JetLibros.com. El libro también está disponible a un precio reducido en versión eBook.

1 comentario en “Las reglas de la buena empresa

  1. Personalmente, creo que el contenido de este libro en un momento tan caótico como es este, puede ser una guía para muchos directivos preocupados en cómo reorientar sus empresas en un entorno nuevo que esta crisis sin duda generará incorporando un esquema nuevo de valores.

Deja un comentario