Realidad aumentada aplicada a la educación

Imagen procedente del informe Horizon Report - Edición Educación Superior 2016.

Imagen procedente del informe Horizon Report – Edición Educación Superior 2016.

La llegada de la realidad aumentada al ámbito educativo está siendo más lenta de lo esperado, fundamentalmente porque el desarrollo de esta tecnología no está marchando tan rápido como se preveía hace varios años (debido a su precio y complejidad). De hecho, si tenemos en cuenta el informe NMC Horizon Report sobre tendencias educativas, en la edición de 2010 se preveía que la implantación de la realidad aumentada en la educación superior se produciría en dos o tres años, idéntico plazo que se vuelve a estimar en la edición de 2016.

En primer lugar, conviene señalar que la realidad aumentada es toda tecnología capaz de añadir información digital a las cosas que percibimos en el mundo físico. Esto se traduce en el desarrollo de activadores (códigos QR, marcadores, imágenes, coordenadas GPS, objetos, etc.) que identificados mediante la cámara de un dispositivo tecnológico (smartphones, tablets, gafas inteligentes, vídeoconsolas, etc.) nos aportan una información adicional sobre lo que estamos viendo. Por tanto, es una tecnología que conecta el mundo virtual con el real. Sigue leyendo