BYOD, la tendencia que irrumpe en todos los niveles educativos

¿Conoces el significado de BYOD - Imagen_Ruben Alvarado¿Conoces el significado de BYOD? Si no lo conoces, se trata de las siglas que corresponden a Bring Your Own Device (o Trae tu propio dispositivo), una nueva tendencia en educación que está irrumpiendo intensamente, también en la Universidad. A continuación te explicamos en qué consiste.

Los cambios tecnológicos exigen un aprendizaje distinto y teniendo en cuenta que el 70% de la población global dispondrá de un smartphone en 2020, según el informe Mobility Report de Ericsson, las nuevas tendencias educativas de nuestros tiempos no solo no prohíben el uso de los dispositivos móviles en el aula, sino que lo fomentan, por lo que la filosofía BYOD ha irrumpido intensamente en todos los niveles educativos. Sigue leyendo

Científico de datos, una de las profesiones con más futuro

Científico de datos, una profesión con futuro y sin formación específica - Autor ilustración: © Lucy VigrassSegún señalan las organizaciones empresariales, los directivos de las grandes multinacionales o las agencias de búsqueda de empleo, la profesión del futuro ya tiene nombre y apellido: data scientist (científico de datos). Este perfil profesional, para el que apenas existe actualmente una formación específica, será una pieza clave en la transformación digital que deben afrontar las compañías de todas las industrias y sectores durante los próximos años.

Una reciente encuesta elaborada por la consultora KdNuggets ha señalado que el sueldo medio de un científico de datos oscila entre 90.000 y 115.000 euros anuales en EE.UU. y entre 47.000 y 72.000 euros en Europa Occidental. En el caso de España, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) sitúa esa remuneración entre los 50.000 y los 60.000 euros brutos anuales en los ámbitos de consultoría, banca, seguros o telecomunicaciones. Sigue leyendo

Técnicas de estudio para maximizar tu tiempo

técnicas estudioUna de las justificaciones más utilizadas por quienes afrontan los exámenes universitarios con lagunas en su aprendizaje es que no han tenido suficiente tiempo para prepararse la asignatura. Aunque en ocasiones puede sonar a excusa, lo cierto es que vivimos en un mundo lleno de obligaciones en el que suele faltarnos tiempo para casi todo, por lo que conviene planificar correctamente el tiempo destinado a estudiar con sencillas técnicas de estudio para abordar los exámenes en las condiciones más apropiadas.

Existe un consenso generalizado en la comunidad educativa sobre la importancia de contar con unos métodos de estudio apropiados. Durante los últimos años, las nuevas plataformas de e-learning también se han hecho eco de estos principios, facilitando en los alumnos la adopción de unos hábitos de estudio más eficaces. Por ejemplo, herramientas como MyLab&Mastering o MyLab en español, desarrolladas por Pearson, otorgan una gran importancia a aspectos como la planificación del estudio, la motivación del alumno o la recopilación en un único espacio de todos los materiales necesarios para maximizar el aprendizaje de una materia. Sigue leyendo

Educación inclusiva, una oferta individualizada por el bien común

Educación inclusivaLa inclusión educativa no es una nueva corriente de pensamiento, una moda pasajera o una de las cinco tendencias que, según los expertos, transformarán la enseñanza durante los próximos años. Se trata, más bien, de un deseo, de un objetivo que todas las sociedades desarrolladas deberían tener en su horizonte, porque lo que persigue es que toda la población tenga derecho a una educación y lo tenga, además, en las mismas condiciones. Al contrario de lo que tendemos a pensar, el concepto no sólo hace referencia a la necesidad de garantizar el acceso a la enseñanza a las personas con algún tipo de discapacidad, sino que incluye también a las minorías étnicas o culturales y a las personas con menos recursos económicos.

Según la Unesco, “la inclusión se ve como el proceso de identificar y responder a la diversidad de las necesidades de los estudiantes a través de la mayor participación en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo la exclusión en la educación”. O traducido a un lenguaje más llano: que los sistemas educativos de todo el mundo deberían ofrecer el mismo menú pedagógico para todos sus alumnos, aunque cada uno necesite un plato y unos cubiertos distintos para degustarlo, individualizados, adecuados a sus características culturales, físicas, psíquicas o de cualquier otra índole. Sigue leyendo