El valor de marca en empresas como Apple, Nike o Coca Cola

Think-Different-Apple-2048x2048Coca Cola/Felicidad, Volvo/Seguridad, Nike/Superación, Apple/Innovación, Ikea/ Diseño a precio asequible… Seguramente casi todos hayamos reconocido al instante la relación inseparable que estas marcas han establecido en torno a estos valores.

También reconoceréis de inmediato los siguientes mensajes que identifican la visión de la marca y lo que la misma promete a los clientes  Ejemplos como  Think different de Apple, Just do it de Nike, ¿Te gusta conducir? de BMW o Enjoy de Coca Cola.

Todas estas relaciones son las que se analizan en La buena empresa, un libro de Justo Villafañe publicado por Pearson para nuestra colección de libros profesionales.

Como se señala en el libro, “las marcas se asocian a ideas y cuando el consumidor se relaciona con ellas evoca esa idea a la que la marca está asociada en su mente (Apple=Innovación, Volvo=Seguridad, Coca Cola=Felicidad). Estas asociaciones aportan al consumidor confianza y seguridad porque reducen la diversidad de opciones de elección de consumo a dos, tres o cuatro marcas”. Y ese es el objetivo de cualquier empresa con su código de marca, que constituye el ADN de la marca y la individualizan y diferencian de las de sus competidores.

Codigos de Marca

La buena empresaPara profundizar sobre estos temas, recomendamos La buena empresa. Propuesta para una teoría de la reputación corporativa,  un libro que establece una hoja de ruta para que las empresas consigan que la reputación sea la base de su recuperación.

La buena empresa, de Justo Villafañe, se puede encargar en tu librería habitual (ISBN 9788490353066) o comprar fácilmente con gastos de envío gratuitos en nuestra web.

Post elaborado por Manuel Caro

El co-marketing es para todos

Hoy en ‘Opiniones que  inspiran’: Ignacio Ochoa, autor de Planeta Marca

Pantone y GapEn Planeta Marca se explica que una de las maniobras estratégicas más importantes que pueden utilizar las marcas corporativas o comerciales para impulsarse y renovarse es el co-marketing. Es decir, unirse a otra marca para componer un producto o servicio nuevo y atractivo para el mercado.

Estas alianzas pueden nacer de un momento de inspiración creativa, incluso de una casualidad, muchas veces el marketing consiste en apoyarse en momentos visionarios y esto no tiene nada de malo. Sin embargo el libro cuenta cómo, antes de llevar a cabo este tipo de operaciones, es necesario seguir todo un proceso muy racional y estructurado de análisis que incumbe no solo a los productos objeto de este “maridaje” sino también a los socios que ese camino nos va a traer.

Pero no entremos ahora en tanto detalle, que lo dejo para los lectores del libro, sino en aclarar dos aspectos importantes que sirven para abrir puertas:.

1) Podría parecer que esta es una disciplina practicable exclusivamente por las grandes marcas, las líderes. Y no es así. Una operación de estas características puede ser llevada perfectamente a cabo por marcas y empresas locales, pequeñas y menos conocidas. Y precisamente por esa nueva alianza crecer, hacerse más fuertes y controlar una mayor cuota de mercado.

Lo importante, por tanto, no es el tamaño de los participantes sino la creatividad y capacidad para encontrar la oportunidad de mercado oportuna.

2) En los tiempos actuales, la creatividad aplicada a las soluciones de negocio es más importante que nunca. Y si la creatividad es de verdad una asociación infrecuente de ideas para obtener una nueva, está en nuestras manos analizar el mercado y nuestro producto para encontrar una nueva idea ganadora en compañía incluso de nuestra propia competencia. Esto es atrevido, o puede parecerlo, pero muchas veces la solución a nuestros problemas de mercado se encuentra en nuestros propios competidores.

Seamos grandes o pequeños, conocidos o no, siempre existe un camino y para encontrarlo a veces hay que hablar hasta con el más temible adversario.

Os dejo con unos ejemplos interesantes de co-marketing:

[imagebrowser id=3]

Opiniones que inspiran es una sección de Ideas que inspiran que sirve como tribuna de opinión a los autores de nuestra editorial. Esta semana tenemos el privilegio de contar con Ignacio Ochoa, autor de Planeta Marca y Esto tiene buena pinta.

Planeta Marca habla sobre la importancia de la marca y cómo las mismas se integran en nuestra vida. El libro se puede encargar en librerías (ISBN 9788415552703) o comprar desde casa en AmazonFnacCasa del LibroLibrerías L JetLibros.

Esto tiene buena pinta repasa las experiencias de los mejores cocineros españoles para extraer consejos destinados a emprendedores. El libro puede encargarse en librerías (ISBN: 9788415552086) o también se puede comprar fácilmente desde casa en AmazonFnac, Casa del LibroJetLibros o Librerías L. También en eBook.

Ignacio Ochoa Santamaría es publicitario y consultor de marca y marketing

Las marcas nacieron hace cientos de años

Hoy en ‘Opiniones que  inspiran': Ignacio Ochoa, autor de Esto tiene buena pinta

“Cuando a partir de finales del siglo XIX las empresas comenzaron a ser conocidas por una gran mayoría a través de sus marcas corporativas (nombre de la empresa) o comerciales (nombre de los productos o servicios que una empresa produce) se comenzó a fraguar la idea de que las marcas eran un invento de la era industrial.

Realmente no es así.

Lo que, no en su totalidad pero sí en gran medida, es un invento del siglo XIX es la capacidad de producción para poner muchos más productos al alcance de más personas de variadas clases sociales. Y, por supuesto, los grandes impulsores del conocimiento de esas marcas son los cada vez más numerosos medios de comunicación y el desarrollo de la publicidad como una disciplina cada vez más sofisticada y eficiente.

¿Y las marcas?

Esta es una historia muy larga que se remonta a la noche de los tiempos, cuando solo unos pocos podían acceder a determinados productos u objetos.

Desde hace generaciones los grandes fabricantes de armas, de joyas, de muebles para el hogar, porcelana, loza, herramientas, guarnicionería, etcétera, han venido identificando su trabajo con su marca.

Literalmente con la identificación del maestro fabricante.

La marca nace como garantía de calidad no como fórmula para lograr un consumo masivo.

Marcas eran también los nombres de las ganaderías ya sean estas de bravo o de otro tipo. Marcas eran los identificadores de los territorios y, así, aunque de forma genérica, los escritores del siglo de oro, hablan del excelente vino de Madrid (sin mencionar, que yo sepa, bodega concreta).

Marcas son los escudos heráldicos, símbolos de “limpieza”  de sangre y, por supuesto, los nombres de las órdenes religiosas, mantenedores de la cultura en la oscura edad media.

Y marcas, inconfundibles e irrenunciables, son los nombres con apellidos que, poco a poco, el pueblo común fuimos recogiendo para distinguirnos de otros y para hacer valer nuestros derechos de herencia, de propiedad…

Sin marca, somos nadie.

Por eso los nombres de los grandes cocineros son grandes marcas y las protegen y prestigian con esos ingredientes distintivos y sólidos que se cuentan en Esto tiene buena pinta.

En nuestras manos está emularlos profesionalmente, o no.”

Opiniones que inspiran es una sección de Ideas que inspiran que sirve como tribuna de opinión a los autores de nuestra editorial. Esta semana tenemos el privilegio de contar con Ignacio Ochoa, autor de Esto tiene buena pinta, que publicará muy pronto Planeta Marca, su segundo libro con Pearson. Os informaremos en Facebook.

Ignacio Ochoa Santamaría es publicitario y consultor de marca y marketing