Las tres opciones del gobierno: austeridad, statuo quo o inversión

La Nueva DepresiónHace unas semanas presentamos la edición en español de The New Depression, el último libro del prestigioso analista financiero Richard Duncan. La Nueva Depresión versa sobre la desintegración de la economía basada en el papel moneda y se suma a las voces contrarias a las prácticas de la mayoría de gobiernos actuales en una obra que analiza las causas de la actual y prolongada crisis y cómo los gobiernos pueden evitar que La Nueva Depresión que vivimos no se convierta en una Nueva Gran Depresión.

El libro, que ya se puede encargar en librerías o comprar cómodamente desde casa en las webs de FnacLibrerías LAmazonCasa del Libro, Librería Cervantes e incluso en versión eBook, propone soluciones que huyen de esa austeridad,que Richard Duncan define como un “trágico error”.

A continuación podéis leer un extracto procedente de su capítulo 9, titulado Las opciones de política, en el que Duncan teoriza sobre las opciones de un gobierno sumido en una depresión económica a través del ejemplo de Estados Unidos:

“[…] La economía se ha hecho dependiente del gasto público y de la deuda pública. Por tanto, dada la estructura actual de la economía, si el Estado gasta significativamente menos, el país seguirá sumido en una depresión económica sin que se vislumbre su final. Parece, pues, que el gobierno tiene tres opciones:

La primera es la austeridad. El gobierno podría reducir bruscamente su gasto. El resultado sería una Nueva Gran Depresión. Esa es la opción menos atractiva.

La segunda opción es que el gobierno siga haciendo lo que hace ahora, es decir, el statu quo, pedir préstamos y gastar para apoyar el consumo. Ese enfoque apoyaría la economía al menos durante una década. Después habría una crisis de la deuda soberana de Estados Unidos y el mundo se sumiría en una Nueva Gran Depresión. Esta opción es preferible a la primera, pero dista de ser ideal.

La tercera opción es que el Estado se endeude e invierta de una forma que no solo apoye la economía sino que la reestructure realmente con el fin de restablecer su viabilidad a largo plazo. Esta opción, inversión racional, es la única de las tres que puede tener un final feliz. Se diferencia significativamente de la segunda, el statu quo. En la segunda opción, el Estado continúa endeudándose y gastando de un modo que estimula el consumo en la economía. Este tipo de gasto crea crecimiento económico, pero solo una vez. Cuando se gasta el dinero, este desaparece. No genera ningún rendimiento a largo plazo.

En la tercera opción, el Estado se endeudaría e invertiría; y las inversiones públicas tendrían un rendimiento. De hecho, dada la magnitud de los recursos de los que dispone el Estado para invertir, los rendimientos que podrían generarse serían suficientes para sanear las cuentas públicas; es posible que incluso permitieran al Estado devolver toda su deuda en un plazo de tiempo relativamente corto.[…]

La edición en inglés de La Nueva Depresión tuvo una gran repercusión internacional y ahora el autor incluye análisis y predicción económica para 2013 y 2014 específicos para esta nueva edición española, que ya está disponible en librerías.

Además, el libro se puede comprar cómodamente desde casa en las tiendas online de Fnac, Casa del LibroLibrerías L, Amazon o Librería Cervantes, incluyendo gastos de envío gratuitos en algunas de ellas. También en versión eBook.

Dos libros para desenmascarar las mentiras de nuestros políticos

Hoy es la política la que condiciona los mercados y nuestra actual crisis económica tiene muchos candidatos a actor/actriz protagonistas entre los políticos, dentro y fuera de nuestras fronteras. La Nueva Depresión y Codicia financiera son las dos novedades que publica Pearson para desenmascarar las mentiras contadas por los políticos. Disponibles desde hoy en librerías.

¿Austeridad sí o austeridad no? Pues parece ser que Richard Duncan, el autor de La Nueva Depresión, no haría muchos amigos en el Parlamento Europeo porque el mensaje de su libro es claro: la austeridad significa colapso.

Este prestigioso analista financiero se suma a las voces contrarias a las prácticas de la mayoría de gobiernos actuales en una obra que analiza las causas de la actual y prolongada crisis y cómo los gobiernos pueden evitar que La Nueva Depresión que vivimos no se convierta en una Nueva Gran Depresión. El libro propone soluciones que huyen de esa austeridad,que Richard Duncan define como un “trágico error”.

La edición en inglés de La Nueva Depresión, de Richard Duncan, tuvo una gran repercusión internacional y ahora el autor incluye análisis y predicción económica para 2013 y 2014 específicos para esta nueva edición española, que está disponible desde hoy en librerías.

El libro también se puede comprar cómodamente desde casa en las webs de Fnac, Casa del LibroJetLibros.com, Librerías L o Amazon, y en algunas de estas tiendas online con los gastos de envío gratuitos. También disponible en versión eBook.

La codicia, pecado capital de la clase política

Por su parte, Codicia financiera es un libro de Eduardo Olier que analiza de la mano de los grandes economistas cómo los mercados financieros han abusado de la codicia y cómo ésta se ha apoyado en la corrupción política para fortalecer la crisis.

Y es que las prácticas codiciosas de la economía financiera actual no serían posibles sin el concurso de los reguladores, es decir, de los responsables políticos. De modo que este libro presenta lo mejor y lo peor de cada corriente de pensamiento económico (marxismo, neoliberalismo, etc.) y, apoyándose en los economistas clásicos, demuestra cómo son las clases políticas dominantes las que han facilitado que los mercados financieros ahoguen a la economía real.

El nuevo título de Eduardo Olier, a quien podéis conocer mejor a través de esta entrevista en nuestro blog, está desde hoy disponible en librerías o se puede comprar también desde casa en las webs de Casa del Libro, Librerías LJetLibrosFnac o Amazon. También disponible en versión eBook.

Olier también es autor del bestseller Geoeconomía, sobre el que podéis saber más en este post firmado por el propio autor.

Post elaborado por Manuel Caro