Pon a prueba tu cerebro

Atención, memoria y percepción. Son las tres grandes pruebas que National Geographic para poner a prueba tu cerebro en una iniciativa interactiva que se compone de seis juegos.

Los dos juegos para poner a prueba tu atención son “Las campanadas” y “Dado mágico”; para probar tu memoria puedes jugar a “Memoria agitada” y “¡Ojos del revés!”; y para examinar tu percepción tienes “Engaño masiva” y “Gran impresión”. Sigue leyendo

Marketing sensorial: el caso Honda y la carretera que toca una ópera de Rossini

En las afueras de la ciudad de Lancaster, en California (EE.UU.) hay una carretera que toca la obertura de la ópera William Tell de Rossini. El camino está construido por la marca de automóviles Honda que, del mismo modo que las bandas sonoras de nuestras carreteras crean un sonido metálico para evitar que los conductores se aparten del carril, aquí a través de la rugosidad y la estructura del camino se ha convertido al ruido en una melodía al paso de los coches. Aunque parezca increíble, a continuación podéis disfrutar el espectáculo en el siguiente vídeo:

Este genial caso de marketing sensorial es un magnífico ejemplo de creatividad. Para trabajarla, te recomendamos varios títulos publicados por Pearson: Sigue leyendo

La creatividad según Joan Roca, chef del mejor restaurante del mundo

El Celler de Can Roca es el mejor restaurante del mundo, según la lista internacional de los 50 mejores restaurantes que publica cada año la prestigiosa revista ‘Restaurant magazine’, que se presentó ayer en Londres.

Detrás de este templo de la gastronomía de Girona se encuentran los hermanos Joan, Jordi y Josep Roca. Y el primero de ellos, el chef Joan Roca, es el autor del prólogo de Ideas peligrosas, de Alf Rehn, un libro de Pearson que cuenta cómo nacen las ideas peligrosas y lo efectivo que es pensar peligrosamente.

“El libro de Alf Rehn es una revelación sobre la creatividad, enriquecido por su conocimiento e ilustrado con numerosos ejemplos, resulta apasionado, provocador e inconformista. Su autor es un buen guía para orientarnos a una meta creativa superior, aquella que surge, en palabras de Albert Einstein: “cuando me examino a mí mismo y mis métodos de pensar, llego a la conclusión que el don de la fantasía ha significado más para mí que cualquier otro talento para pensar positivo y abstractamente”, destaca Joan Roca sobre el libro.

El prólogo de Ideas peligrosas es una auténtica masterclass sobre la “creatividad”, que Joan Roca define como “una chispa”. El libro se puede encargar en librerías (ISBN: 9788483228739), comprar con gastos de envío gratis en la tienda online de Pearson o si lo prefieres también está disponible en AmazonFnac o Casa del Libro.

Prólogo del chef Joan Roca para el libro Ideas peligrosas

La buena noticia sobre creatividad es que se puede enseñar; por tanto, puede ser aprendida. La ciencia de la creatividad es relativamente nueva. Hastala Ilustración, los actos de imaginación quedaban relegados a los poderes superiores. Ser creativo significaba canalizar a las musas y dar voz a los dioses. Incluso en tiempos modernos, los científicos prestaron poca atención a las fuentes de la creatividad.

Todos pueden aprender a ser creativos y mejorar. Nuevos estudios demuestran los factores que permiten a las personas inventar productos revolucionarios y resolver los problemas más complejos. Como consecuencia, ha surgido una serie sorprendentemente concreta de lecciones sobre lo que es la creatividad y cómo estimularla en uno mismo y en el trabajo.

La creatividad es una chispa. Puede ser exasperante frotar dos piedras y no conseguir absolutamente nada. Y puede resultar increíblemente satisfactorio cuando surge una llama y una idea fresca, una nueva luminosidad, conquista el mundo.

En Can Roca somos de naturaleza inquieta y estamos comprometidos con el conocimiento. Nos entusiasma aprender algo nuevo cada día. Evolucionar. Mejorar. Precisamente, nuestras últimas demostraciones en congresos gastronómicos, discurren en el entorno de la creatividad y de los conceptos que la inspiran.

Nuestro proceso creativo nace del diálogo en equipo, a partir de las ideas capitaneadas por tres mundos distintos:

Josep en la bodega. El mundo líquido.

Jordi en la pastelería. El mundo dulce.

Yo me encargo de la cocina. El mundo salado.

Existe el trato diario de tres hermanos que trabajamos juntos, como antes lo habían hecho nuestros padres. Un diálogo habitual acerca de la resolución de problemas cotidianos. A menudo creas para resolver, para superar un obstáculo; cada día tropiezas con pruebas que te provocan a crear algo nuevo para sustituir lo viejo. Algunas veces lo nuevo está en el mercado, en el mundo. Lo buscas y lo puedes encontrar sin ningún esfuerzo. Pero quizás no sea tan perfecto como deseabas y ante ti tienes el reto de mejorar. ¿Mejorar es crear? Hay quien cree que sí y los hay que piensan lo contrario.

La creatividad es inconcebible sin conocimiento, pues, si crear es hacer algo nuevo, algo anteriormente inexistente, debemos saber qué hay y qué no hay. Sabiendo que lo existente puede mejorarse o adaptarse a lo que a nosotros nos interesa, a pesar que fue concebido para otra función. Nuestras cocinas han visto cómo incorporábamos pequeña maquinaria de laboratorio para mejorar la precisión de la temperatura del agua en cocciones al vacío, destiladores a baja temperatura para captar aromas volátiles, disponiendo así de más y mejores recursos para conseguir nuestros objetivos gastronómicos.

El diálogo forma parte del ADN de los Roca Fontané. Y este diálogo lo hemos trasladado al equipo del Celler; precisamente, nuestra selección de personal discurre por estos derroteros. De perder el miedo a proclamar en voz alta una idea. No hay censura ni puesta en ridículo. Justamente, a los miembros de nuestro equipo, sea cual sea su posición, se le piden ideas nuevas. Cualquier idea, simple o compleja, contribuye a avanzar. Ellos son de distintos países y procedencias y tienen visiones distintas, algunas veces muy enriquecedoras.

Creemos también en la creatividad transversal: reuniones con gente para recoger el fruto del diálogo y de la lluvia de ideas; a menudo son amigos, de otras disciplinas y, por supuesto, con sensibilidad gastronómica. Nos relacionamos con escenógrafos de opera, con diseñadores industriales, con ingenieros, con escritores, con agricultores y ganaderos, con cazadores y pescadores, con diseñadores, con artistas… Nuestro equipo es extraordinariamente amplio, muy alejado de los límites del equipo que trabaja cada día en el Celler. Estamos siempre abiertos al debate con personas abiertas también a pensar en cocina.

En nuestro proceso creativo subyace, de forma permanente, la memoria de nuestra infancia en el bar popular de nuestros padres, nuestro biotopo de proximidad, la tradición y el academicismo de donde hemos cosechado nuestra formación profesional, el cromatismo para conseguir platos más visuales y el mejor producto posible. También influyen en nuestra manera de entender la gastronomía conceptos más intangibles como poesía, osadía, magia, riesgo, idealismo, romper con la rigidez, comunicar la belleza, e incluso generar emociones o incidir en los estados de ánimo.

Deseamos divertirnos creando, aunque por supuesto, sufrimos en nuestra búsqueda de la excelencia. A pesar de que Alf Rehn afirme que crear no es divertido, para nosotros lo es: nos divierte nuestra labor y, como dijo Picasso precisamente, la inspiración nos sorprende a menudo con las manos en la masa.

A menudo creamos sin darnos cuenta. En cambio, algunas veces, estamos en una situación extrema, que nos fuerza a encontrar algo novedoso. En nuestro oficio estamos casi obligados a cambiar el repertorio con cierta frecuencia. Ciertamente, nuestra creación, a veces, pasa por revisar nuestros platos. Nos adentramos en el restyling, con resultados extraordinariamente mejorados respecto de la versión 1.0, gracias al empeño, esfuerzo y a revisar las experiencias acumuladas, técnicas revisadas o descubiertas por nosotros o por nuestros colegas. Compartir este tipo de conocimiento es una de las razones más importantes por las que la cocina de vanguardia de nuestro país ha adquirido prestigio internacional y ha ampliado su influencia.

El creativo colabora con la tradición silenciosa del oficio y desarrolla el saber tácito que ha acumulado en la tradición del oficio en cuestión. La experiencia artística es un esfuerzo colaborativo. Como sostiene Jean-Paul Sartre: “Es el esfuerzo conjunto de autor y lector que pone en escena ese objeto concreto e imaginario que es el trabajo de la mente. No hay arte excepto aquel para y mediante otros”.

En todo campo creativo, el proceso de desaprender es tan importante como el de aprender, olvidar es tan importante como recordar y la incertidumbre es tan importante como la certidumbre.

Vivimos en el inconformismo permanente. Deseamos perfeccionar y mejorar. Por ello, nos gusta llamarnos conservadores en el inconformismo. Quizás sea una invitación a reflexionar. Tal vez sea nuestra forma de herejía.

El libro de Alf Rehn es una revelación sobre la creatividad, enriquecido por su conocimiento e ilustrado con numerosos ejemplos, resulta apasionado, provocador e inconformista. Su autor es un buen guía para orientarnos a una meta creativa superior, aquella que surge, en palabras de Albert Einstein: “cuando me examino a mí mismo y mis métodos de pensar, llego a la conclusión que el don de la fantasía ha significado más para mí que cualquier otro talento para pensar positivo y abstractamente”.

Joan Roca

El libro Ideas peligrosas ya se puede encargar en librerías (ISBN: 9788483228739), comprar desde casa con gastos de envío gratis en la tienda online de Pearson o si lo prefieres también está disponible en AmazonFnac o Casa del Libro.

Así se trabaja la creatividad

Cada vez nos exigen hacer más trabajo en menos tiempo. Pero debemos hacer entender que para encontrar nuevas y efectivas ideas no podemos prescindir del tiempo, sino al contrario, necesitamos más tiempo. Y para explicarlo de una forma muy sencilla, en este vídeo os mostramos cómo funciona la creatividad. Atentos…

Como demuestra la experiencia mostrada en este vídeo, la creatividad no está inspirada por la presión del tiempo, sino por la libertad, la alegría y la diversión. Y para trabajar la creatividad,te recomendamos unos cuantos títulos publicados por Pearson.

Empezamos con Ideas peligrosas, de Alf Rehn, un libro que cuenta cómo nacen las ideas peligrosas y lo duro, pero también efectivo, que puede llegar a ser el pensar peligrosamente, y que se puede comprar en las tiendas online de FnacCasa del LibroAmazon y JetLibros o hacerte con la versión eBook. Antes puedes leer el 1º capítulo.

También te recomendamos el libro Creatividad Inteligente, de Beatriz Valderrama, una  guía para convertir ideas en innovación llena de imaginativas y divertidas propuestas que te ayudarán a ejercitar tu creatividad y que podéis comprar fácilmente desde vuestro sillón en las webs de Casa del LibroFNACAmazon o JetLibros.

Creatividad, de Steve Harrison, el creativo más galardonado del mundo, sobre cómo mejorar nuestro trabajo para ser más creativo, y que se puede comprar en las tiendas online de FnacCasa del LibroAmazon y JetLibros.

Post elaborado por Manuel Caro

¿Prohibido saltar desde la barandilla? Entonces… ¡salta!

La pregunta no es si seremos extremistas, sino qué tipo de extremistas seremos... La nación y el mundo necesitan desesperadamente extremistas creativos”, Martin Luther King Jr.

El mundo necesita herejes, personas que no están cómodas con el statu quo. Quizá le hayan engañado para que crea que los herejes desaparecieron después de quela Iglesia(y particularmentela Iglesia Católica) perdiera su papel de guardián de la verdad eterna. Pero el hecho es que, actualmente, necesitamos a los herejes más que nunca, y que hoy en día existen muchas más iglesias y ortodoxias que desafiar mediante el pensamiento herético.

Actualmente, se nos pide que aceptemos una serie de cosas sobre la economía de mercado como si fuesen el evangelio, se supone que todo el mundo acepta que la “creatividad” y la “innovación” son cosas evidentemente positivas, y se nos exige que nos embarquemos en un proceso continuo de cambio, como si el cambio hubiese sido postulado como una ley de la naturaleza. Cuestionar la innovación o el cambio no enfurece a las personas, las confunde, ya que las viejas verdades se han convertido en algo más difuso y se encuentran más arraigadas en la ideología general de la sociedad. La necesidad de herejes modernos es enorme, no solo porque los herejes son agentes del progreso, sino también porque nos hemos engañado a nosotros  mismos, haciéndonos creer que vivimos tiempos más críticos de lo que realmente son.

Líderes herejes

Al mismo tiempo, esta es una época excelente para los herejes. Durantela EdadMedia, una forma suave de castigo para las manifestaciones menos graves de herejía podía ser pasar un tiempo prolongado en prisión, o el destierro. Cuestionarse los dogmas más en serio podía rápidamente llevar a la tortura o la muerte. Hoy en día, las autoridades tienden a ser un poco más tolerantes. Cuando visito grandes empresas y asisto a convenciones, planteando preguntas acerca de las cuestiones sobre nociones de creatividad e innovación, la peor acogida que he tenido ha sido la confusión y el escepticismo. Incluso entonces, la respuesta siempre ha sido gentil.

Una de las consecuencias no intencionadas del interés casi religioso de la sociedad contemporánea por la innovación, es que desafiar las creencias se ha convertido en algo mucho más aceptado, incluso si lo que se desafía son las propias ideas sobre creatividad. Y al menos es posible practicar un poco de aikido creativo, utilizando sus artículos de fe en su contra.

Estoy, por tanto, absolutamente convencido de que el mundo necesita muchos más herejes, personas que no acepten las cosas como son, campeones que estén preparados para poner en duda la legitimidad del actual estado de las cosas. Hay tantos conceptos que se presentan como ciertos y definitivos, que las compañías se verán pronto forzadas a contratar herejes profesionales –Director Herético en Jefe– si quieren conservar su negocio. Simplemente piense en la lista de cosas que actualmente se consideran verdades evidentes en el mundo empresarial:

El branding; la globalización; la responsabilidad social corporativa; la emprendeduría y la intraprendeduría; las redes; la gestión verde; el crecimiento; la gestión del cambio; la gestión del conocimiento; la sostenibilidad; la gestión de la cadena de suministros; la emprendeduría social; la innovación administrativa; y así sucesivamente…

Cada una de estas “verdades” necesita sus propios herejes, personas que estén preparadas para atacar aquellas cosas que creemos que son seguras, verdaderas y obvias. No quiero decir que haya que sabotear las cosas, pero como todas las  formas de desarrollo necesitan que seamos capaces de sacrificar algo, debemos estar preparados para recibir golpes durante el camino y para ver cómo los antiguos sistemas son parcialmente desmantelados. No existe ninguna economía sin destrucción, y la creencia de que podemos disponer de verdades inmutables y evidentes sobre la economía únicamente muestra que no se comprende el proceso de desarrollo creativo.

Los herejes no son importantes porque estén más cerca de la verdad que sus detractores más convencionales, sino porque son capaces de desafiar un sistema que se ha vuelto demasiado dogmático. Ellos pueden, en resumen, introducir el tipo de incertidumbre que constituye el fundamento de todas las formas de creación de valor.

Jonas Ridderstråle, uno de los principales gurús en el campo de la gestión expresa esto diciendo que: “Si tratas de controlar las incertidumbres de este mundo, te volverás loco.” Yo quiero llevar esto mucho más allá. ¿Mi lema? Trata de controlar las incertidumbres de este mundo, y sabrás que estás equivocado. No es que no tengamos la capacidad mental para controlar las incertidumbres, sino que lo cierto es que las certidumbres no existen.

Ni siquiera certidumbres sobre la creatividad. Mi motivación para escribir este libro proviene del horror que siento debido a la manera en la que ese concepto que tanto amo se ha convertido en algo domesticado y convencional, por lo que ha terminado muriendo un poquito. Si observamos la Historia y los grandes herejes medievales, como Girolano Savonarola (1452-1498) y Fra Dolcino (1250-1307), aquello que les caracterizaba no era su escepticismo, sino la gran fe que profesaban. En vez de aceptar una versión simplificada y corrupta de lo que ellos creían, estaban preparados para morir en defensa de la naturaleza verdaderamente radical de su fe. Y yo siento algo similar por la creatividad, aunque yo soy un hombre mucho, mucho más débil que ellos –y por tanto, no estoy preparado para convertirme en un mártir defendiendo mis creencias.

Dejando esto de lado, estoy convencido de que el potencial inmenso de la creatividad se está desperdiciando debido a que un ejército de consultores y expertos en motivación la han convertido en una serie de trucos baratos y cortinas de humo. Esta es la razón de que quiera levantar mi voz y defender una creatividad que sea mucho más radical que simplemente una manera de “tener ideas y pensar de forma más libre”.

Este texto pertenece al libro Ideas peligrosas, de Alf Rehn, que se puede comprar en las tiendas online de FnacCasa del Libro y JetLibros.com o hacerte con la versión eBook. Y si te apetece, antes puedes leer aquí el primer capítulo.

Tampoco os perdáis la historia de los tacones y los ingenieros de General Motors que publicamos en el blog.

La historia de los tacones y los ingenieros de General Motors

“Una cosa que las personas encuentran normalmente incómodo son los zapatos de tacón. Y algo que la mayoría de los hombres encuentran absolutamente repugnante es vestirse como una mujer (“¿Qué pensarán otros hombres?”). Esto explica por qué en 2007 General Motors llevó a cabo un proyecto en el que los diseñadores de coches y los ingenieros tenían que hacer exactamente eso. Al tratar de entrar y salir de un coche GM con un vestido y zapatos de tacón, estos ingenieros (casi todos hombres) pudieron aprender mucho acerca de su clientela femenina, pero incluso más acerca de sí mismos. Vestirse como una mujer fue incómodo y un poco repelente, y precisamente por eso se pudieron generar nuevas perspectivas. En vez de simplemente realizar una tormenta de ideas, el cambio de perspectiva permitió desafiar las normas creativas de la organización, poniendo de manifiesto el tipo de soluciones que eran realmente creativas, por oposición a aquellas que eran meramente perezosas. Sí, puede que fuera un ejemplo del conocido refrán “a buenas horas, mangas verdes”, pero aún así hay mucho que aprender de experimentos como éste”.

Máquinas incómodas es uno de los ejemplos que forma parte de Escandalícese y escandalice, un capítulo de Ideas peligrosas (también en eBook), de Alf Rehn, que, entre otros casos, expone esta idea de Mary Sipes, directora de línea de vehículos de General Motors, que entendió que las mujeres representaban un alto porcentaje de sus consumidores y ello exigía rediseñar sus vehículos para facilitarles el acceso.

La obra cuenta cómo nacen las ideas peligrosas y lo duro, pero también efectivo, que puede llegar a ser el pensar peligrosamente. La obra se divide en cuatro partes que van desde el pensamiento cómodo al pensamiento peligroso: pensamiento porque cuestiona nuestra forma habitual de ver las cosas y peligroso porque representa un reto.

Ideas peligrosas se puede comprar en las tiendas online de FnacCasa del Libro y JetLibros.com o hacerte con la versión eBook. Pero si antes deseas leer el primer capítulo puedes descargarlo desde este enlace.

El propio autor de la obra te presenta en este vídeo lo que vas a encontrar en el libro.

Artículo elaborado por Manuel Caro

Antes de leer, considérese advertido

Ideas peligrosas no será tan agradable y encantador como tienden a ser los demás libros sobre creatividad. Le enfurecerá un poco, le contrariará y puede que lo encuentre incómodo y problemático.

Alf Rehn espera que no le resulte tan reconfortante como otros libros que nos prometen que nos harán más creativos a través de una serie de ejercicios alegres y divertidos. Y no es producto de la casualidad.

El asunto es el siguiente: para ser más creativo, necesita que le desafíen y no que le mimen y que el autor se preocupe porque sea feliz. Pero si está seguro y quiere saber más sobre el libro, le invitamos a pasar.

Ideas peligrosas se puede comprar en las tiendas online de FnacCasa del Libro y JetLibros.com o hacerte con la versión eBook. Pero si antes deseas leer el primer capítulo puedes descargarlo desde este enlace.

Eso sí, considérese advertido.

El propio autor del libro le presenta lo que va a encontrarse en este vídeo.