Cinco ideas para mantener a los estudiantes en el centro del aprendizaje

Una de las máximas que debe mantener cualquier profesional de la educación es la de mantener a los estudiantes en el centro de todo lo que hacen. Cuando esto se olvida, todo falla. Entonces, para asegurarnos de mantener a los alumnos en el centro del aprendizaje, hoy repasamos las conclusiones a las que se llegaron en la Cumbre educativa Tech & Learning celebrada el pasado mes de diciembre en Phoenix, Arizona (EE.UU.) para asegurar que los estudiantes estén en el centro de nuestro trabajo.

Cómo mantener a los estudiantes en el centro del aprendizaje

1) Alinear el aprendizaje con las preferencias de los alumnos

Los educadores y los estudiantes pueden personalizar su trabajo escolar para garantizar que sea el que mejor se adapte a sus necesidades y perfiles de aprendizaje. También ayudaría a estos a identificar el tipo de carrera que mejor se adapta a sus puntos fuertes.

2) Las relaciones son clave

Pese a la irrupción de la tecnología, la relación entre el maestro y el alumno sigue siendo clave. Una ventaja de la tecnología es que puede reemplazar parte del trabajo realizado por un profesor, pero este cambio debería permitir que el maestro pueda proporcionar más tiempo al apoyo personalizado a sus estudiantes.

3) Construir redes de aprendizaje

Tradicionalmente, los maestros eran quienes distribuían información a sus alumnos. En un mundo conectado y con tanta disponibilidad de información el maestro debe guiar y capacitar a los estudiantes digitales para aprender en alineación con sus pasiones, intereses y habilidades. En definitiva, apoyar a los estudiantes a conectarse de manera segura a personas que les ayuden a alcanzar sus objetivos de aprendizaje.

Hacerles sentir importantes desempeñando roles de liderazgo

4) Brindar a los estudiantes oportunidades para desempeñar roles de liderazgo

Los estudiantes no solamente deben estar en el centro del aprendizaje, sino que también pueden asumir roles de liderazgo. Por ejemplo, permitiendo que lideren iniciativas en el colegio donde puedan sentirse importantes y referentes.

5) Involucrar a los alumnos en todos los aspectos de su educación

Es esencial la comunicación con las personas que reciben la educación y que les proporcionemos una plataforma para la participación. Esto significa que deben formar parte de las conversaciones sobre el diseño del plan de estudios, el entorno del aula, las instalaciones, etc. Hay que sentar a todos los actores en la mesa de conversación para discutir los problemas que surgen y proponer soluciones.

Descubre el catálogo Pearson de Educación Superior

Otros artículos que le podrían interesar:

– Cómo los docentes online pueden esquivar el agotamiento

– Cinco ventajas por las que se recomienda usar libros digitales

– Cómo aplicar el Aprendizaje Basado en Proyectos en el aula

– Flipped classroom o clase inversa: el estudio en casa y la práctica en clase

– Más de 500 profesionales disfrutaron los webinars Pearson para profesores universitarios

Deja un comentario