Cómo enseñar a estudiantes adultos con experiencia profesional

Entre los desafíos que enfrentan los estudiantes adultos está equilibrar el trabajo, la familia y los compromisos escolares, superar patrones académicos anteriores que ya no les sirven y adaptarse a nuevos enfoques de aprendizaje (como las metodologías online). Sin embargo, la otra cara de la moneda es que aportan gran experiencia personal y profesional en su búsqueda de un título académico.

Todas las previsiones apuntan a un crecimiento exponencial del número de estudiantes adultos en educación superior y muchas universidades han desarrollado centros de estudios profesionales para satisfacer las necesidades e intereses de todo tipo de profesionales. Estos estudiantes son expertos en sus campos y a menudo están muy motivados. De forma que los docentes deben asociarse y alinearse con ellos en la búsqueda de sus objetivos.

Maximizar el valor de sus contribuciones a las discusiones en clase

Los profesionales con experiencia pueden aportar un valor significativo a las discusiones en clase y enriquecerlas. Pero como docentes hay que asegurarse de que las intervenciones vayan más allá de compartir opiniones o historias para demostrar nuevos conocimientos adquiridos a partir de los materiales asignados.

Dirigir debates entre estudiantes

Los estudiantes que son profesionales experimentados a menudo adoptan el rol de experto o maestro en sus interacciones con los compañeros de clase, ya sea asumiendo funciones de liderazgo en trabajos en grupo o simplemente ejerciendo de voz autorizada en las discusiones de clase. Formalizar esa función docente puede mejorar sus propias habilidades de escucha.

Más consejos para enseñar a estudiantes adultos

Sacar provecho de los trabajos en grupo

Los trabajos en equipo son temidos por todos los estudiantes. Sin embargo, esta forma de trabajar en grupo es muy enriquecedora en los procesos de aprendizaje, especialmente cuando se trata de una combinación de profesionales experimentados y novatos.

Ofrecer opciones

¿Existen múltiples formas de evaluar el aprendizaje? Si demuestran conocer de antemano conceptos que se estén dando, un ensayo o análisis de un caso práctico podría ser una tarea más gratificante que la realización de un examen.

Ser riguroso con las calificaciones

Puede ser tentador para adultos que trabajan y están muy ocupados hacer lo mínimo necesario para conseguir finalmente sus títulos. Sin embargo, recibir un aprobado por cumplir con las expectativas mínimas es desmotivador. Ser riguroso con las calificaciones aclara y diferencia el trabajo de calidad excelente, aceptable y mediocre.

Los estudiantes que tienen experiencia en sus campos enriquecen las aulas. Encontrar maneras de asociarse con ellos y facilitar su continuo aprendizaje beneficia a todos.

Descubre el catálogo Pearson de Educación Superior

Otros artículos que le podrían interesar:

– Cómo aplicar el Aprendizaje Basado en Proyectos en el aula

– Más de 500 profesionales disfrutaron los webinars Pearson para profesores universitarios

– Novedades Universitarias: los clásicos de Blanchard y Petrucci renuevan sus ediciones

– Tres novedades llegan a la colección de libros de Management de Pearson

– Pearson y ExpertCollege revolucionan la educación en Enfermería

Deja un comentario