Así nació la educación universitaria online

La formación universitaria 100% online - Científico de datos, una profesión con futuro y sin formación específica - Autor ilustración: © Lucy VigrassLa educación superior no presencial nació mucho antes de la popularización de Internet. En el mundo hispanohablante llegó en la década de los 70, de la mano de la española UNED. Su peculiar modelo de aprendizaje no presencial tenía como principales recursos formativos los programas radiofónicos especializados y el intercambio de información a través de faxes, llamadas de teléfono e incluso cartas.

La situación dio un vuelco de 180 grados en la década de los 90, con la irrupción de Internet y el nacimiento de la educación universitaria online. En el ámbito iberoamericano, la primera en ver la luz fue la catalana UOC, en 1994, a la que con el tiempo han sucedido muchas otras. En todo caso, el verdadero boom de la formación online se produjo hace aproximadamente una década, con la proliferación de cursos, plataformas e instituciones especializados en este modelo de aprendizaje.

La falta de profesionalidad inicial generó desconfianza entre los alumnos, que vieron la formación digital como un lugar en el que te daban un abultado temario para estudiar y un chat para hablar con los compañeros. Con el paso del tiempo, este modelo se ha ido profesionalizando, creando herramientas que permiten una interacción constante tanto de los alumnos entre sí como con los profesores: foros, encuentros virtuales, mensajería instantánea, videconferencias, canales de YouTube, podcasts, sesiones en tiempo real y tutorías continuas, que posibilitan un feed back del profesor casi inmediato.

En cuanto a las disciplinas académicas, la formación online cuenta con una extensa tradición en el ámbito de las ciencias sociales y las humanidades (Psicología, Derecho, Historia, Periodismo…) y últimamente también ha empezado a abrirse paso en el de las ciencias. De hecho, en los últimos años han surgido las primeras ingenierías online, que hacen frente a la necesidad de experimentación a través de laboratorios virtuales. Entre los escasos campos aún vetados a la formación online permanece la Medicina, aunque ya han empezado a desarrollarse los primeros proyectos formativos de cirugía virtual.

Proceso de aprendizaje

Uno de los grandes problemas de la formación online es su elevada tasa de abandono, ya que seis de cada 10 alumnos no llega a terminar sus grados online (la mayoría los deja tras el primer curso), cifra que se reduce al 50% en el caso de los posgrados. Revertir esta situación es el principal objetivo del docente, cuyo modelo se basa en acompañar al estudiante, resolver sus dudas y proponerle actividades (siendo flexible, por ejemplo, con las fechas de entrega).

Por su parte, el principal reto del estudiante online es sentirse acompañado y parte integrante de una comunidad. Eso requiere de una cierta autodisciplina y organización, por ejemplo, para realizar todas las actividades que se le plantean a lo largo del curso y para seguir el temario junto al resto de la clase. Tendrá la ventaja de poder avanzar a un ritmo totalmente personalizado, pero deberá esforzarse para no terminar descolgado y desmotivado.

La formación online sigue un modelo de aprendizaje permanente que incluye la realización de pruebas y tests a lo largo del año. Algo similar, por cierto, a lo que sucede con plataformas de eLearning como MyLab&MasteringMyLab en español, de Pearson. En todo caso, también hay espacio para los exámenes, que se realizan o bien de manera presencial en una de las sedes de la universidad en cuestión o en un centro asociado a ésta, o bien desde casa, con la instalación en el ordenador del alumno de una aplicación tecnológica (similar al certificado digital) para garantizar su identidad.

Descubre el catálogo Pearson 2016 de Educación Superior

Otros artículos que le podrían interesar:

– Diez MOOC recomendados para docentes universitarios

– 10 apps para profesores de universidad

Diez nuevas tendencias en educación

– Cinco principales tendencias de la educación 3.0

Un pensamiento en “Así nació la educación universitaria online

  1. Pingback: Por qué debo elegir formación presencial, a distancia o mixta

Deja un comentario