Presente y futuro de las tecnologías móviles en la educación

Tecnologías móviles en la educaciónCuando os hablamos de las cinco principales tendencias en el ámbito educativo ya os adelantamos la importancia que está adquiriendo el mobile learning (mLearning), es decir, el aprendizaje adaptado a las nuevas tecnologías móviles en la educación (fundamentalmente, tablets y smartphones). De hecho, la nueva realidad multidispositivo está influyendo en gran medida en la aparición de otros cambios en los entornos universitarios, como la educación inclusiva, el Learning Analytics, la introducción de elementos de gamificación en la enseñanza o el Aprendizaje Adaptativo.

Las ventajas de integrar la movilidad en los procesos formativos son numerosas: permiten a alumnos, profesores y responsables de centros educativos comunicarse en tiempo real, compartir archivos, distribuir contenidos sin ningún tipo de limitación geográfica y efectuar evaluaciones a distancia. Además, el aprendizaje es más efectivo, al utilizar un lenguaje con el que los estudiantes están muy familiarizados, y se puede trasladar fuera de las aulas sin por ello aislar a los alumnos, que forman parte de un todo cuyos miembros permanecen unidos por la tecnología.

Situación actual

La irrupción de las tecnologías móviles en el ámbito de la enseñanza ha derivado en el nacimiento de herramientas como Mastering o XL, que ponen multitud de contenidos educativos al alcance de los teléfonos y las tabletas: desde textos hasta recursos multimedia, pasando por enlaces, módulos de estudio o sistemas de evaluación continua. Lo mismo sucede con Ingebook o CONTEN, la plataforma de contenidos online de Pearson para Cono Sur, que permite a los universitarios y sus docentes crear bibliotecas online totalmente personalizadas.

La educación móvil es un proceso global en cuya vanguardia figura Estados Unidos, seguido a bastante distancia por países empeñados en modernizar sus sistemas educativos, como China, India, Japón, Indonesia o Brasil. El mercado hispanohablante tampoco se queda atrás, con más de 80.000 apps educativas contabilizadas por Eduapps. Esta red de origen español está formada por docentes que, de forma voluntaria, recopilan y analizan apps móviles que pueden ser utilizadas en las aulas.

En cualquier caso, las tecnologías móviles que más utilizan los profesores son de origen estadounidense. Según Edudemic, en 2014 fueron las siguientes: las que permiten a los docentes organizar sus clases de una forma sencilla y accesible (Edmodo, Remind, Evernote o Dropbox), las que se sirven de vídeos e imágenes para explicar los contenidos  de una forma más amena (YouTube, Edpuzzle o Easel.ly) y las que permiten a la comunidad educativa compartir herramientas o puntos de vista (Twitter). Junto a estas herramientas aparece Google Apps for Education, una familia de apps que es usada por 40 millones de estudiantes y educadores.

Principales tendencias vinculadas al mobile learning

De cara a los próximos años se observa un importante crecimiento del negocio vinculado al mLearning. Según un estudio de Online Business School (OBS), el consumo de productos y servicios de aprendizaje móvil generó un volumen de negocio de 3.200 millones de dólares en 2010 y despedirá 2015 en los 9.100 millones, tras registrar unos crecimientos anuales cercanos al 23%. De hecho, el análisis de esta escuela de negocios virtual concluye que un 61% de los alumnos ya estudia a través de las tabletas y un 29% emplea también sus teléfonos inteligentes.

mobile learningCada año, el Mobile World Congress de Barcelona acoge un evento centrado en las tecnologías educativas y denominado ItworldEdu. En su última edición se apuntaron algunas de las principales tendencias vinculadas al mLearning, como la gamificación, el Learning Analytics o los Moocs. Además, se habló de la importancia de desarrollar contenidos útiles e interesantes (pues son ellos y no la tecnología los que motivan a los alumnos), de las ventajas y los inconvenientes de introducir los móviles en las aulas o de la importancia de apoyar la autonomía de los centros educativos para que pongan en marcha proyectos de movilidad únicos y estables.

Otra tendencia interesante es la que relaciona los dispositivos móviles con los idiomas. Se estima que este sector mueve actualmente 1.300 millones de dólares (de los que el 60% corresponden al aprendizaje del inglés) y que experimentará un notable crecimiento en los próximos años en países como Malasia, China, Rumanía, Brasil, Polonia, India o Rusia. Actualmente ya hay aplicaciones móviles de este tipo con millones de usuarios, como Duolingo o Busuu, y empresas tradicionalmente analógicas como Home English han dado el salto a lo digital (bajo la nueva denominación ABA English) para participar de este suculento pastel.

Descubre los catálogos Pearson 2015-2016 de Educación Superior