La educación basada en competencias

Educación basada en CompetenciasHace varias semanas os hablábamos en este blog de las 5 tendencias que marcarán la educación universitaria de los próximos años. Una de ellas es el auge de la educación basada en competencias, que adapta el proceso de aprendizaje al ritmo y las necesidades de cada alumno. De este modo, el estudiante sólo superará una determinada materia cuando consiga dominarla con destreza, independientemente del tiempo que necesite para conseguirlo.

A grandes rasgos, la educación basada en competencias tiene como objetivo fundamental reducir la brecha existente entre la formación que se recibe en la universidad y las demandas del mercado laboral. Se trata, por tanto, de una suerte de aprendizaje global que acaba con la tradicional separación entre teoría y práctica. Aquí, la adquisición de conocimientos tiene el firme propósito de que estos puedan ser aplicados en el mundo real, lo que significa fusionar los conocimientos con los valores, las habilidades y las actitudes.

La educación basada en competencias en el ámbito pedagógico

En el ámbito pedagógico, la educación basada en competencias requiere una profunda transformación de la formación universitaria tradicional. Porque ya no se trata de que el alumno almacene grandes cantidades de información, sino de que sea capaz de aplicar esos conocimientos en la práctica laboral. Y hacia ese objetivo apuntan muchas de las nuevas herramientas de aprendizaje que se están lanzando en los últimos tiempos.

Por ejemplo, Pearson cuenta con plataformas como MyLab&Mastering o MyLab en español, que ofrecen a los alumnos contenidos personalizados en los que se potencia su formación práctica mediante la realización de tests, exámenes y ejercicios. Estas herramientas ponen el foco en la consecución de los objetivos establecidos por el docente, pero es el alumno el que decide cómo y cuándo alcanzarlos: estableciendo sus propios ritmos de estudio y priorizando unos contenidos frente a otros.

Para los profesores, la educación basada en competencias modifica su papel tradicional como meros transmisores de información para transformarlos en una suerte de asesores. Su nueva función se basa en acompañar a los alumnos durante todo el proceso de aprendizaje, para lo que estas herramientas tecnológicas son muy útiles, al ofrecerles numerosos datos y estadísticas sobre la evolución de cada estudiante. Es el caso de los learning outcomes de MyLab&Mastering, que recogen los resultados de las pruebas que van realizando los alumnos.

educación basada en competencias en el desarrollo profesional universitarioY si la formación basada en competencias se encuentra muy vinculada al posterior desarrollo profesional de los universitarios, resulta evidente que el trabajo en equipo es uno de los aspectos en los que más deberá incidir este nuevo fenómeno educativo. Aquí vuelven a entrar en escena tecnologías como MyLab&Mastering o MyLab en español, que, al poner a disposición de los estudiantes todos los contenidos teóricos, permiten a los profesores dedicar las clases a resolver las dudas de los alumnos y a proponer actividades en grupo.

3 pensamientos en “La educación basada en competencias

  1. Pingback: La educación basada en competencias | Ed...

  2. Pingback: Las 5 principales tendencias de la educación 3.0

  3. Pingback: ¿Por qué siguen siendo tan necesarios los profesores?

Deja un comentario